Trinoceronte

Porque 140 caracteres a veces no son suficientes

Los Muertos que Necesita la Exploración Espacial

Nada peor para la innovación y la exploración que una sociedad extremadamente conservadora.

“Sin algunos muertos, la exploración humana del Sistema Solar no tiene futuro. Esto es lo que tiene estancada a NASA y lo que nos ha retrasado 50 años” 
Septiembre 5 de 2013
http://bit.ly/trino-muertos-necesarios

Demasiado conservadoras.  Eso es en lo que se han convertido todas las grandes agencias espaciales que nos podrían haber llevado muchas veces a la Luna en estas últimas décadas, a Marte en los primeros años del siglo XXI e incluso más allá.  El problema esta en que le damos demasiado valor a la vida de los exploradores.  Si no se puede garantizar que todos regresen vivitos a encontrarse con su madrecita después de su heroico periplo, entonces no se puede organizar y realizar ningún viaje.  ¡Pamplinas!

No es que yo tenga algo contra la vida humana, ni estaría dispuesto a regalarle un hijo a la exploración espacial.  Pero no nos digamos mentiras: sin algunos muertos no hay ninguna empresa heroica que pueda llevarse a feliz término.  ¿Ustedes se imaginan a Cristobal Colón o a Ferdinand de Magallanes reuniendo a un panel de expertos de su época para evaluar la posibilidad de viajar a las indias orientales a través del atlántico o para circunnavegar el globo pero asegurándose de que todos los tripulantes regresen sanos y salvos a su casa?

Naturalmente todos iniciamos un viaje con la esperanza de volver y un buen capitán (como seguramente lo fueron Colón y Magallanes) siempre prometera a sus hombres que volverán con sus esposas e hijos.  Pero no hay que decirse mentiras: los viajes a lugares desconocidos implican probabilidades muy altas de morir en el proceso.

Si queremos ir a Marte hay que convencerse de que mucha gente se tiene que morir.  Punto.  La alternativa, sentarnos a esperar para tener la tecnología espacial adecuada que garantice una probabilidad superior al 99% de traer sanos y salvos los astronautas, es, sencillamente, una cobardía imperdonable que no hace justicia al espíritu de los martires exploradores que nos trajeron al presente.

Se esta hablando mucho ahora de “Mars One”.  Un ingenioso proyecto europeo que pretende llevar “planetonautas” a Marte bajo unas condiciones no vistas en la historia de la exploración del espacio: los valientes exploradores deben firmar un contrato en el que aceptan que posiblemente no van a regresar a la Tierra.  El tiquete a Marte es solo de un trayecto.  No hay todavía ninguna “aerolínea interplanetaria” que los traiga de regreso.  ¡Sencillamente Genial!  Por fin alguien visionario se dio cuenta de que para ir a Marte debemos empezar por admitir que se van a morir algunos seres humanos.  Obviamente ellos no dicen esto, la interpretación es mía, pero cualquiera en sus cabales sabe que esta es una misión suicida.  Esperemos que la empresa aguante las presiones de moralistas y agencias espaciales serias, que imagino trataran de impedir el despegue de los primeros “kamikazes” espaciales de la historia.

Cuando he expresado públicamente esta opinión no falta quien pregunte: “Si se cree tan verraquito, ¿por qué no se va usted en el Mars One?” (tonito más, tonito menos).  Pero no hay que confundirse: ni amenazado me montaría yo en una nave espacial.  No estoy diciendo que todos los humanos se deberían sacrificar para que la exploración humana del espacio siga adelante.  Pero no seamos ingenuos; este mundo esta lleno de mucho loco atrevesado que esta dispuesto a morirse solo por sentir la emoción de montarse en una vehículo espacial o de sufrir las más impensables dificultades en un prolongado viaje metido en una “lavadora interplanetaria”.  Si se arriesgan mortalmente tirándose con un paracaídas en la mano desde lo alto de un puente o de un rascacielos, ¿por qué no dejamos que se maten probando medicinas para tratar los daños genéticos propios de una prolongada exposición a las dañinas radiaciones del espacio interplanetario o que den su vida para perfeccionar los trajes que exploradores más cuerdos, enviados por Agencias Espaciales conservadoras, usarán posiblemente en unas décadas?

Ir a Marte es una experiencia mortal y lo será mientras no se hayan muerto un buen número de “lanetonautas.  Pero también hacer viajes transoceánicos en el renacimiento o volar a principios de los 1900s fueron en su momento empresas solo para los más atrevidos e implicaban un riesgo de muerte imposible de desconocer.  ~500 años después de los primeros viajes alrededor de la Tierra y después de centenares de exploradores muertos por escorbuto, naufragios o accidentes aéreos en frágiles vehículos en los que hoy nadie atrevería a cabalgar, los seres humanos nos movemos con demasiada naturalidad por toda la Tierra.  No hay un rincón del Planeta al que no lleguemos hoy en vehículos en los que la probabilidad de morir es menor que la de ser golpeado por un meteorito.

Reitero entonces mi idea original: en la era de los seguros, la “medicina molecular” y una casi artificial expectativa de vida que en algunos lugares casi triplica la de la España de los 1400s, no podemos dejar de explorar el Universo porque el hijo, el tío e incluso el papá de alguien se puede morir.  La evolución lo tiene claro.  Sin muertos no hay innovación.  Sin muertos no vamos a llegar a ninguna parte.

Actualización: Nada más hoy, mientras escribía esta entrada, se esta hablando mucho en Colombia de que entre los preseleccionados esta un compatriota colombiano.  Un señor oriundo de Pasto que tiene la suerte de estar entre quienes podrían tener a Marte por tumba.   Posiblemente se olvidan los medios que él es apenas uno entre miles y que todavía le espera un prolongado “reality” en la Tierra de casi una década (con pruebas imposibles, chismes, explotación sobrehumana de la imagen de los implicados, etc.)  Creer que este pastuso tendrá la suerte de suicidarse en esa misión es casi lo mismo que creer que cualquiera de los que se mete en la casa estudio de “Protagonistas de Novela” es un buen actor.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Los Muertos que Necesita la Exploración Espacial

  1. La exploración espacial privada tiene la ventaja de contar con una osadía que las agencias gubernamentales no pueden tener. Es más grave que el dinero público resulte en muertes indirectas que el dinero privado a los ojos de los políticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: