Trinoceronte

Porque 140 caracteres a veces no son suficientes

No Más Religión

¿Se puede ser bueno y no estar suscrito a ninguna religión?  Para la mayoría de los que viven dentro de las grandes religiones del mundo, aquellos que carecemos de esa vocación de “agremiación espiritual” o que no tenemos explicaciones mitológicas para eventos misteriosos (y otros bastante menos misteriosos), somos algo así como “almas en pena”, llenos de error, sedientos de perdón sobrenatural y destinados, obviamente, a encontrar “la luz” en el momento en el que estemos a punto de terminar nuestras vidas.  Pues hay malas noticias para todos ellos.  La vida también es posible sin religión; la sociedad es posible sin religión (bueno, siempre que haya fútbol o tejo); la educación es posible sin religión.  Si usted todavía es de los que cree (tal vez porque lo leyó en un paper en Nature) que ser religiosos esta escrito en algún lado en el ADN de nuestra especie (tal vez el ADN basura) o que hacerlo es una forma de respetar a nuestros ancestros (que ya se murieron por cierto) le ofrezco aquí algunas ideas sobre todo lo contrario.

“No hay necesidad d’religión para vivir d’forma tranquila, tener amigos y fé en algo, hacer lo correcto, ayudar y dar ejemplo #NoMasReligion
Abril 23 de 2014
http://bit.ly/trino-no-mas-religion

Soy la persona más espiritual de toda mi familia.  Ninguno de mis primos, tíos devotos, madre, padre o hermanos, trabaja tanto con el espíritu como lo hago yo a diario siendo un astrónomo teórico.  Y no me refiero a que nadie en mi familia realice actividades intelectuales o usen sus espíritus en sus actividades diarias; es solo que las cosas con las que tengo que lidiar en mi trabajo pertenecen a una esfera completamente lejana al mundo material que me rodea: el centro de un planeta que no veo, una forma de vida que nadie ha detectado, la atmósfera de una estrella que no podemos ver, una civilización extraterrestre que no se ha comunicado con nosotros… ¡un trabajo de puro espíritu!

He sido así desde que un impulso irracional me indico, cuando era apenas un preadolescente, que los rituales y las creencias risibles de la religión en la que me inscribieron mis abuelos, eran demasiado arbitrarias y restringidas para lo que mi curiosidad buscaba.  Deje la religión de mis abuelos para convertirme en una persona mas espiritual.

Hoy, convertido en un adulto, me considero una persona bastante decente, respetuosa de las leyes (de las escritas y de las que no lo están), que trata de dar buen ejemplo a sus hijos, con rituales y creencias irracionales como todos, pero libre, muy libre de las casillas impuestas por comunidades de adoradores del amigo imaginario de alguien más.  Las únicas casillas espirituales que me limitan son tal vez las impuestas por las leyes de la física.  No he necesitado la religión para ser bueno y no la voy a necesitar cuando me vaya a morir (solo espero estar en buena compañía)

Es cierto.  Para llevar una vida así, una en la que tus buenas acciones no sean controladas desde un pulpito o por el temor reverencial a un amigo imaginario, hay que tener una inteligencia mínima.  Una capacidad de comprensión de las reglas elementales del mundo, de los demás y en general de la sociedad.  Aunque en realidad, si lo piensan bien, en realidad no se necesita mucha inteligencia.  Creería yo que es más difícil aprender las reglas de juegos como el fútbol, el beisbol o el poker que son cosas que la mayoría de la población hace bastante bien.  En realidad la religión no hace falta, ni siquiera a aquellos a los que los adorados ministros de la iglesia secretamente creen que si.  Ellos, en su fuero interno (y en el de muchos de sus seguidores fervorosos) creen que la religión esta para darle al pueblo ignorante una causa que seguir, algo en que creer, unos límites para su comportamiento “animal”, cosas que casi nadie sería capaz de descubrir por su cuenta; bueno, según ellos.

Pues yo diría que la realidad es todo lo contrario.  Lo que necesitamos todos es decir a voz en cuello: no más religión.

Pero y sin religión ¿cómo hago entonces para ser una buena persona? ¿como voy a tener buena suerte al salir de mi casa? ¿quién me va a perdonar por las cosas que hago mal? ¿cómo voy a educar a mis hijos para que tengan verdaderos principios morales? ¿cómo me voy a comprometer verdaderamente con mi pareja? ¿cómo puedo respetar la memoria de mis abuelos?…

Es obvio que todas estas cosas son muy necesarias para vivir, especialmente en sociedad.  Pero es claro también, al menos para mí y espero que para todos ustedes, que no necesitan de la religión en lo absoluto.  Lo único que se necesita es un poco de sentido común, mucha sensibilidad y sobre todo liberarse del peso de preservar tradiciones centenarias y hasta milenarias y todo con el objetivo para no hacerle daño a quiénes las han abrazado irracionalmente en el pasado, la mayoría de veces, por pura ignorancia.

He aquí algunas ideas para vivir sin religión y no perecer en el intento:

Si vas a tener fé en algo, que sea en tí mismo y en tus sueños

Si vas a participar en algún ritual, que sea en tus grados. Si lo quieres hacer a diario, que sea cepillarse los dientes

Si vas a adorar a una fuerza superior a tí, que sea al Sol

Si quieres seguir a un lider espiritual amoroso y sabio, que sea a tu padre o madre

Si quieres confesar lo malo que hiciste y obtener perdón por ello, consigue un buen amigo o habla con tu madre

Si quieres creer en cuentos de hadas, que sean griegos; ellos si sabían inventar historias y no tenían censura

Si quieres arrodillarte ante algo, que sea para pedir la mano

Si quieres pararte en un acto, que sea para aplaudir

Si necesitas una lista de cosas que no debes hacer, escríbelas ya en un papel; todos sabemos cuáles son

Si quieres que alguien te de una oblea, que sea con arequipe y que se lave bien las manos

Si quieres guardar una laminita en la billetera para que te ayude, que sea la tabla periódica para los crucigramas

Si quieres tocarte el cuerpo antes d’salir d’tu casa para tener buena suerte, q’sean los bolsillos para no olvidar las llaves

Si quieres que alguien te diga qué hacer o no con tu sexualidad, que sea un urólogo o un ginecologo y no la virgen o el virgen de la familia

Si vas a citar un libro lleno de sabiduría, que sea el de tu autor favorito (aunque todavía no tenga numerados los párrafos)

Si vas a ser bueno, empieza al terminar esta frase

Si vas a prender velitas, que sea siempre en compañía de un niño

Si vas a creer que hay vida después de la muerte, que ojalá este llena de tiempo para hacer lo que más te gusta hacer

Si vas a enseñarle a un niño a querer a la familia, quiere a la tuya en frente de él

Si vas a tener amigos imaginarios, que sean interesantes, divertidos y diferentes a tí mismo

Si vas a donar dinero, que sea para la educación de alguien

Si te vas a sorprender por la perfección de la naturaleza, sorprendete también de saber que todo emerge de reglas simples

Si vas a “beatificar” a alguien, que sea a tu madre

Si vas a llamar a alguien en tu lecho de muerte para morir tranquilo, que sea a tus deudores para perdonarles sus deudas

Si vas a creer que lo que creen los demás no es cierto, que sea pensando en los que no creen en tí

Si quieres comer pescado toda una semana, que sea porque el Salmón esta barato

Si vas a dejar de comer algún tipo de animal (vacas o cerdos), que sea porque tienes uno de mascota

Si quieres morir para fornicar con 1,000 virgenes, quédate vivo y fornica con una que no lo sea pero que converse rico después

Si te vas a poner una bata blanca, una cinta morada o un habito en la cabeza, que solo sea en Halloween

Si quieres decir algo en voz alta antes de acostarte, que sea aquel aforismo que nunca deberías olvidar

Si quieres ser más “espiritual”, cierra los ojos y disfruta de la música; también sirve demostrar un teorema

Si quieres celebrar el nacimiento de alguien, que sea el del Sol

Si quieres que tus hijos tengan un ritual de iniciación, déjalos en el centro de la ciudad y diles que los esperas en la casa

Si quieres educar a tus hijos en una escuela dónde crean lo mismo que tú, no los metas a ninguna escuela, edúcalos tu mismo

Si quieres la “bendición” para vivir con alguien el resto de tu vida, que sea la de tu familia; si hay plata, que sea la de un notario

Y si aún así, si todavía quieres seguir practicando los rituales de tus abuelos, por favor has lo posible para que seas el último de la familia que lo haga.  Deja a tus hijos afuera de ese juego; que ellos mismos escojan sus amigos imaginarios, que se disfracen de lo que quieran, que usen su espíritu oyendo música, que forniquen con alguien que sepa conversar, que vayan al urólogo y al ginecólogo, que coman animales que no tengan de mascotas, que se aprendan los aforismos que quieran, que citen el autor que mas les guste, que se paren aplaudir al conferencista o a la orquesta que lo merezca, que se comprometan ante un notario, que se confiesen con un amigo, que sueñen hacer lo que más les guste cuando se mueran (soñar no cuesta nada) y que lleguen a la casa solos… pero sobre todo, enséñales que para ser buenos solo se tiene que empezar a serlo justo ahora mismo.

Anuncios

Navegación en la entrada única

9 pensamientos en “No Más Religión

  1. Dux. en dijo:

    Dos preguntas: Si la creencia religiosa es irracional al igual que todas las otras creencias ¿por qué habría que renunciar a ella para adoptar otra creencia igualmente irracional?
    ¿Ser libre significa no pertenecer a ninguna “religión”?

    • De eso trata la entrada. De ser irracionales pero sin la maquinaria ritual, sin el amigo imaginario de los libros sagrados de la edad de piedra, sin el diezmo, sin la superstición risible…

      La religión es Superstición Organizada (ver una entrada mia al respecto en este mismo blog), eso es lo que tenemos que evitar.

      Gracias por tu comentario.

  2. El core y la parte más inteligente de esta entrada es: “me considero una persona…con rituales y creencias irracionales como todos”

    • Gracias Julian por el comentario.

      Lo irracional es fundamental en mi vida. Hace poco escribí una entrada al respecto (“Un lugar para la intuición”). Es la inspiración que llega en medio del trabajo. Lo que me hace perseguir objetivos por los que nadie da un peso o apreciar la belleza de una idea o de la música.

      La razón es el jinete de es bestia fantástica. Pero la bestia por sí no es suficiente. ¿De que serviría la inspiración, el amor o la intuición, sin sus manifestaciones racionales, el arte formal, la poesía o la ciencia?

      La bestia sin el jinete no sería tan especial. Algunos tienen solo la bestia.

  3. Natalia Loaiza en dijo:

    Excelente entrada. Comparto tu posición sobre la religión, nos ha hecho mucho más daño que el bien del que todo el mundo habla. Esperemos que en un futuro muy cercano termine.

    Felicitaciones, te admiro mucho.

    • Gracias Natalia por tu comentario.

      También espero que algún día se desmonten esas organizaciones y que nos dejen vivir libremente una irracionalidad personal más inofensiva.

  4. Mi querido maestro, comparto muchas de las cosas que expone en esta entrada. En mi identidad cultural, la religión es un parte de la misma, aunque muy a pesar de lo que lastimosamente otras religiones han tergiversado lo que dicen los textos “sagrados” los cuales siempre los hemos visto como meras alegorías, pero que han sido mal usados en muchísimas ocasiones en contra de la libertad. Sin embargo una creencia muy propia de mi pueblo es que nunca se ha necesitado de las religiones, sino de la racionalidad y la esperanza en tu mismo, porque la fe no existe. Un día, tal vez, me agradaría que nos podamos sentar a conversar el tema. Yo invito las cervezas.

  5. Álvaro Cardona en dijo:

    Una muy buena exposición de cómo llevar “moralmente” el ateimos, sin dejar de una lado ese crecimiento espiritual que nos lleva a conocernos a nosotros mismos, a la vez que vamos entendiendo mejor como ser útiles a nuestra familia y sociedad. En el que creo que debe ser el fin ulterior de todo ser humano.

    En lo personal, me critico por ser un creyente imperfecto, y por eso respeto su posición. Y bien lo escribe Dostoyesvki en los DEMONIOS:

    “El ateo completo está el el penúltimo escalón para llegar a la fé absoluta (podrá o no llegar al último), mientras que el indiferente no tiene fe alguna salvo un miedo feo”

    Saludos profe,
    Álvaro Cardona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: