Trinoceronte

Porque 140 caracteres a veces no son suficientes

Ciencias más allá de Colciencias

El gobierno acaba de anunciar un recorte presupuestal para Colciencias, la entidad gubernamental en Colombia donde se centraliza la inversión en ciencia y tecnología. ¡Graves noticias para la ciencia Colombiana!. ¿O no?.  ¿Habrá Ciencias en Colombia más allá de Colciencias?.  En el espíritu que me caracteriza en este blog (optimista y tal vez muy ingenuo) yo creo que sí.  Les presento aquí mis razones.

“¿Habrá ciencia más allá de @Colciencias?  ¡Yo creo que sí! Fortalecer la financiación regional es una opción posible
Julio 4 de 2014
http://bit.ly/trino-ciencia-mas-alla

Otro recorte a Colciencias.  Nos estamos acostumbrando a esta noticia ¿no?.  Lo peor es que este no es el primero ni será el último recorte presupuestal que sufrirá la ciencia Colombiana (y la de cualquier otro país que todavía no haya entendido la importancia de la ciencia y la tecnología en su desarrollo social y económico).

Es justamente por esta razón que los científicos nacionales deberíamos empezar a preguntarnos seriamente si realmente existe “vida” más allá de las agencias de financiación centralizadas.  Y es que con un presupuesto paupérrimo (cuando se los compara con el gasto militar por ejemplo) el funcionamiento de estas agencias depende en realidad de políticas gubernamentales y no estatales, como debería. En nuestros países la Ciencia, que es reconocida como una empresa a “mil años”, depende de vaivenes políticos con una escala temporal típica de entre 2 y 4 años.

Yo creo que en Colombia se puede hacer Ciencias sin Colciencias.  No porque sea natural hacerlo así.  No estoy justificando la poca inversión del estado en este renglón central del desarrollo.  Es cuestión simplemente de experiencia.  En mi caso particular y en el de muchos de mis colegas, la mayor parte de la ciencia que hemos hecho, y no por querer sino porque la plata nunca alcanza para nuestros proyectos “poco pertinentes”, la hemos hecho sin financiación centralizada.

Si no es Colciencias, entonces ¿quién pagará por la investigación científica en Colombia?.  En países como los nuestros, la plata realmente abunda, aunque lo hace en lugares de poca visibilidad para los científicos (la empresa privada, las entidades de carácter regional e incluso podría venir de entusiastas y mecenas multimillonarios).  Muy a pesar del imaginario público, el interés por la ciencia básica en esos sectores es mayor del que creemos o estamos dispuestos a admitir.  No apelar a ellos en estas etapas de “intemperie” estatal es sencillamente una falta de recursividad imperdonable justamente de quienes nos preciamos de ser tan creativos.

Insisto en reconocer que el estado tiene la responsabilidad de financiar el grueso del desarrollo científico del país. La Ciencia cuesta muchísimo. Sin embargo en países donde el presupuesto para ciencia básica es miserable, pensar en fuentes de financiación no centralizadas no solo es posible sino que a veces es inevitable.

Y es que acceder al dinero para investigación de Colciencias (cuando supuestamente esta disponible) tampoco es una tarea fácil (por no decir libre de todo costo). Acaban de cerrarse las convocatorias nacionales para proyectos de investigación en diversas áreas del conocimiento. En Ciencias Básicas salieron a concurso un total de aproximadamente 10 millones de dólares (¡un verdadero chiste!). Estimamos que el número de proyectos aplicando por esa cifra miserable (que es casi un tercio de lo que cuesta un solo helicóptero Black Hawk) es de unos 1,000. ¡1,000 proyectos para gastar 10 millones de dólares!. Obviamente no todos tendrán financiación (1 proyecto en Colombia solicita en promedio unos 150 mil dólares). Estimamos que solo 100 de esos mil proyectos conseguirán financiación (de aquí a unos dos años cuando todo el proceso burocrático termine).  En comparación en Chile cerca del 40% de los proyectos consiguen financiarse.

Las cuentas se ponen peor cuando calculamos el costo de formular esos 1,000 proyectos: 1 millón de dólares.  Esto es lo que cuesta el tiempo de los investigadores y de los empleados administrativos que invierten muchos días y tal vez hasta semanas llenando formularios y paseándose por los corredores interminables de la burocracia colombiana, consiguiendo certificados y firmas tan solo para que sus proyectos sean leídos por los jurados de Colciencias. De ese millón de dólares calculamos que solo 100 mil regresarán a las instituciones que jugaron la apuesta poco rentable de aplicar por dineros a Colciencias.

¿Tiene para ustedes algún sentido que tan solo para “recoger” los proyectos de una convocatoria de 10 millones de dólares las instituciones se gasten 1 millón preparándose?

Permítanme una analogía futbolera (de mucha actualidad por estos días): los trámites necesarios para presentar un proyecto en Colciencias son tan engorrosos y absurdos que es como si a una selección nacional se le hubiera exigido hace 2 años que todos sus POTENCIALES convocados estuvieran vacunados contra la fiebre amarilla para ir a Brasil, mucho antes siquiera de jugar las eliminatorias. ¿Tiene esto sentido?. Si no saben si van a ir a Brasil ¿para qué vacunarse?. Pues así funciona nuestra Colciencias: no sabes siquiera si vas a quedar en la lista de elegibles pero igual como investigador debes conseguir una interminable lista de anexos firmados por los burócratas de turno para que el proyecto apenas si sea aceptado en el concurso.

Pero hablemos ahora del que debería ser el “core” del “negocio” de Colciencias: las becas doctorales y posdoctorales.

De las segundas no tengo nada para decir todavía. Apenas empiezan este año y todos cruzamos los dedos para que salgan bien. La intención hasta ahora ha sido buena y tal parece que la cosa promete. Pero las primeras (las becas doctorales) ¡por favor!.

Fui “beneficiario” de una de esas becas. Esto me permitió vivir razonablemente durante mis estudios de doctorado en Colombia y pasar 6 meses terminando esos estudios en el exterior. Lo que no se cuenta es que para obtener este beneficio tuve que presentar dos codeudores con propiedad raíz y fui deudor del ICETEX hasta que cumplí con los requisitos de “condonación” del crédito, que es en realidad el nombre oficial del beneficio. En el entre tanto no tuve seguridad social (o más bien la tuve que pagar yo mismo) y mucho menos seguridad laboral. Mi deuda no era tan grande y la “pague” finalmente graduándome, enviando informes y consiguiendo empleo (una de las condiciones de la pseudo-beca). Tengo sin embargo amigos que en un momento dado le debieron al estado más de $50 mil dólares y se enfrentaron al reto de conseguir empleo como científicos en Colombia (que en ciertas áreas por suerte es todavía razonable).

Deberle al estado dinero por entregarle a ese mismo estado los mejores años de su vida para producir publicaciones que aumentaron los índices de las universidades que nos acogieron y del país en general es bastante injusto. Al contrario: el estado debería pagarnos generosamente por no habernos ido a hacer lo mismo en países donde la formación avanzada se paga de verdad, sin compromisos financieros y en los mejores casos hasta con seguridad social y laboral.

Todo esto sin mencionar que las becas solo son para Colombianos. Esta característica es buena cuando de financiar estudios de esos mismos colombianos en el exterior se trata, pero es pésima cuando lo que se debería hacer es atraer a estudiantes extranjeros a las instituciones colombianas. El resultado de esta política “endogámica” es que los doctorados nacionales están llenos de Colombianos que deberíamos estar al contrario bien lejos de casa adquiriendo experiencias y una red de contactos internacionales. Los doctorados en Colombia, tal y como lo son hoy los de Brasil, Estados Unidos, Alemania, etc. deberían abundar en estudiantes extranjeros, dejando aquí su huella y creando lazos con nuestro país cuando regresen al suyo propio.

Aunque tengo una carrera en investigación relativamente corta (7 años sin incluir mis años de doctorado) debo decir que Colciencias no ha sido fundamental para desarrollar mis actividades de investigación. Soy astrónomo y físico teórico, de modo que tampoco es que necesite miles de millones para comprar equipos o reactivos o para pagar un personal especializado. Pero tampoco creo que quienes si tienen esas necesidades hayan encontrado la solución a todos sus problemas de financiación en los Proyectos de máximo 200 mil dólares de Colciencias.

Ante la tendencia de la desfinanciación centralizada de la ciencia y la tecnología en nuestros países, nos tocará empezar a salir a tocar otras puertas (o a seguirlas tocando). No se trata tampoco de vender el alma. Dar por ciencia aplicada lo que es ciencia realmente básica.

En particular (y les pido me disculpen si desciendo aún más al micromundo que me rodea en esta entrada) yo creo que Antioquia tiene la capacidad de crear fondos enormes de financiación de la ciencia básica que se hace en la región. Así mismo podría hacerlo el Departamento del Valle o el de Nariño. Se podrían crear versiones regionales (pero mejoradas) de Colciencias. Podríamos “independizarnos” del Gobierno central y no solo en lo que respecta a las fuente de financiación de los proyectos, sino también en el sentido en que las fuentes de los recursos para esos mismos fondos podrían no ser enteramente públicos.

Como siempre, puede que esta sea una utopía y yo no sea nadie para lograr que nos acerquemos siquiera a conseguir algo parecido. Pero por algo hay que comenzar.  Hablar del asunto puede no servir para nada en la práctica.  Sin embargo, si logramos que esta idea llegue a las cabezas correctas, podríamos empezar a soñar con hacer Ciencias más allá de Colciencias.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Ciencias más allá de Colciencias

  1. chris en dijo:

    que tristeza este pais, envez de ir para delante retrocedemos, y que decir del casos de las “becas” osea que si o si toca tener plata para acceder a estas y entonces que sucederan con los nuevos profesionales de bajos recursos que quieran superarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: